Acerca de mí

Mi foto
Quien maneja este espacio opina que el fútbol ingles no existe, porque en realidad siguen jugando al Rugby. El fútbol italiano tampoco existe, porque en realidad juegan al tenis: El objetivo es rechazar fuerte todo lo que cruza el medio campo. El fútbol alemán tampoco existe: Corren maratones. Finalmente, opina que el fútbol Holandés, Argentino y Brasileño de los 70 y 80 no existe: Eso, eso es simplemente Fútbol.

lunes, 13 de junio de 2011

Simpleza, Velocidad, Posiciones .

Dice uno de los que más sabe, el holandés volador, que el fútbol es un juego simple; pero que jugar simple es lo mas difícil. Pero, que es la simpleza? A mi modo de ver el fútbol, simpleza es repetir un patrón de tres acciones; acciones que están interrelacionadas y que, si todos las respetan, el todo termina superando la suma de las partes.

Toco, me desmarco, recibo. Y después repetimos. La receta esa interconectada: Mi toque da sentido a tu desmarque, del mismo modo que mi desmarque da sentido a tu toque. Y la simbiosis 'mi toque y tu desmarque' solamente da frutos cuando esos toques pueden ser recibidos. Cualquier parte de la cadena que falle -el toque, el desmarque o la recepción- y el fútbol se va al tacho: Si no hay pase, entonces el fútbol se convierte en "yo contra el mundo"; y si 'el mundo' es una cantidad suficiente de rivales, la terminamos perdiendo casi con certeza. Por eso no nos gustan los morfones (salvo que jueguen de delanteros). De igual modo, si no hay desmarque, es decir, si quien pasa la bola se queda quietito en su lugar, entonces quien tiene la bola ahora no puede -aunque quiera- tocar. Ergo, se acaba el toque y volvemos al comentario anterior. Por eso buscamos tener jugadores que, mas allá de su posición, puedan desprenderse y apoyar los movimientos de los compañeros donde sea que estén. Laterales con proyección a wing, volantes centrales/tapón con cualidades para apoyar un ataque, centrales que puedan sumarse al volante central/tapón para ofrecer mas opciones en el medio, delanteros que no sean prisioneros del área, pero que puedan ofrecer opción de pase por todo el ancho. Finalmente, y del mismo modo que una gran pieza musical no sirve de nada si no hay alguien del otro lado que pueda oírla, el toque -y por extensión el desmarque- se vuelven estériles si la bola cae en los pies de alguien que no puede domarla.

Pero nada de esto es particularmente nuevo ni difícil. Entonces donde quedo la frase de Cruyff sobre la dificultad de jugar simple? Dicho de otro modo, que es mas difícil de hacer: una desparramo de 4 tipos a lo Pato Rodriguez en aquel golazo contra olimpo o tocar e ir a buscar? Creo que no hay discusión, pero creo que también te metí la mula. Porque la secuencia 'toque, desmarque, recepción' hay que repetirla por toda la cancha. Y, cuanto mas nos aproximamos al arco rival, mas jugadores rivales encontramos. Eso significa, menos espacio libre y mas presión sobre la pelota o, alternativamente, menos tiempo apara tomar/ejecutar decisiones.

Menos espacio + menos tiempo = más rápido debo ejecutar la secuencia "toco, desmarco, recibo".

Pero si la dificultad de jugar un fútbol simple radica en los espacios que hay a nuestra disposición -con todo lo que implican en términos de velocidad para penar y ejecutar la jugada- deben ser estos espacios los que determinen donde juega cada quien. Se discute mucho si tal o cual jugador es defensor o volante, central o numero 5, lateral o carrilero, delantero o numero 10. Creo que la clave pasa por preguntarse que parte de la secuencia 'toque desmarque, recepción' son capaces de ejecutar cuando el tiempo escasea. Mas de una vez, el problema en el armado de un equipo viene por poner al jugador en una posición donde debe hacer rápidamente un movimiento que, naturalmente, le requiere mas tiempo: un tipo que le cuesta recibir un pase o ejecutar un desmarque en velocidad, no puede jugar ni de medio ni de delantero. Del mismo modo, un jugador que no tenga un mapa en la cabeza, capaz de tocar de primera si así lo requiere la jugada, podrá ser buen defensor o delantero, pero jamas puede ir al medio. Una vez, en esta entrevista de Ole, gambetita Latorre lo sintetizo muy bien: "Al habilidoso se lo confunde con el organizador, con un tipo que tiene panorama de la jugada."

En síntesis, el fútbol es simple, y realmente se lo puede resumir en una secuencia de tres acciones básicas: toco, me desmarco, recibo. Como la receta esta interconectada, todos siguiendo la receta hacemos que el equipo sea mas que simplemente la suma de las partes. Pero la simpleza se hace difícil cuando se reduce el espacio y el tiempo de ejecución. Por eso, en el 506 y en el 2000 también, el buen fútbol se va a nutrir de buenos pies y mentes despejadas: Los que puedan tocar, desmarcarse, recibir y volver a tocar, no importa cuan reducidos sean los espacios y los tiempos.

5 comentarios:

  1. Nunca es fácil la simpleza, tampoco en el fútbol. Y me sumo a la apreciación de Diego Latorre, porque siempre me quedo con el jugador que tiene panorama del juego y de la cancha por sobre el súper habilidoso que se la lleva atada al pie durante horas. Siempre me conmueve más un pase milimétrico, ese que sorprende y que encuentra el espacio donde parecía no haberlo, mucho más que la gambeta endiablada.
    Por eso mi devoción por Román.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Me da la impresión igual que "toco me desmarco recibo" es una formula importante pero no se puede limitar el futbol unicamente a eso. Para empezar, eso es lo que hago cuando tengo la pelota: cuando no la tengo, que hago?

    ResponderEliminar
  3. Esa simpleza se puede lograr con un triple 5 en el medio, eso creo.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  4. Mujer, un amigo hace poco me comento algo que me parece que va bien con tu comentario: La simpleza es difícil, pero se hace mas fácil cuando te das cuenta que la tarea es, justamente, simple! La reflexión de Latorre es muy buena, porque es bastante obvia pero muchos se confunden y siguen poniendo "de 10" a cualquiera que sea habilidoso, y no es así.
    Niv, tenes razón en algo. Acá peco mucho de analizar el fútbol bajo el supuesto que la pelota la tenemos nosotros. En mi defensa, soy de creer que cuanto mas perfeccionas el arte de tenerla, menos tenes que preocuparte por recuperar. Pero la verdad tenes razón, la faceta de 'como recuperar' es parte importante y no debe descuidarse.
    Fuerza roja, creo que tenes razón (aunque el 'triple 5' yo lo pienso mas como 'un 5 y dos internos', pero eso es semántica nomas) siempre y cuando al esquema 'triple 5' lo rellenes con los nombres adecuados. No es lo mismo, pensando a las apuradas, Braña-Tuzzio-Chaco Torres que Toranzo-Ortigoza-Pizarro. Pero si, en general los tres volantes centrales se usan mucho (sin ir mas lejos, Xavi e Inista empezaron su carrera jugando de 5) porque te permite triangular en el medio y así ganar el circulo central.

    ResponderEliminar
  5. tarde leo este post, y tarde agrego un comentario para los que tarde, como yo, habrán de leerlo en el futuro...
    Me atrevo a incluir una variable más al asunto, con el objetivo de agregarle complejidad a la simpleza: al 'toco, me desmarco, recibo' hay que añadirle un 'sé donde están mis compañeros, trato de no superponerme'. Durante el juego -si se juega bien- se van generando espacios, huecos libres, que si son bien aprovechados por un jugador que los sepa ver le otorgan fluidez al juego porque le dan a quien tiene la pelota una opción de pase. Pero estos huecos deben ocuparse en función del movimiento general de las piezas del equipo, y por sobre todo, no deben ir dos jugadores al mismo hueco.
    En este sentido, también tienen que tener simpleza los movimientos de aquellos jugadores que no tienen la pelota. Éstos deben generar espacios, marcar pases y sobre todo aprovechar 'huecos libres'.
    Creo que la simpleza no es contraria a la complejidad, y mucho menos a la dificultad. Una idea simple puede ser fruto de un gran trabajo de síntesis sobre un asunto complejo. Los pases de Riquelme, entre lineas, no son sencillos, son extremadamente complejos, pero parecen simples porque una vez terminada la jugada nos damos cuenta de que era lo mejor que se podía hacer en ese momento.

    ResponderEliminar