Acerca de mí

Mi foto
Quien maneja este espacio opina que el fútbol ingles no existe, porque en realidad siguen jugando al Rugby. El fútbol italiano tampoco existe, porque en realidad juegan al tenis: El objetivo es rechazar fuerte todo lo que cruza el medio campo. El fútbol alemán tampoco existe: Corren maratones. Finalmente, opina que el fútbol Holandés, Argentino y Brasileño de los 70 y 80 no existe: Eso, eso es simplemente Fútbol.

domingo, 29 de enero de 2012

"Efecto en cadena" o "de las derrotas se aprende"

Partidazo el del Barcelona contra Villarreal ayer. Especialmente el primer tiempo, donde le costo horrores generar un poquito de peligro (creo que genero una sola en todo el PT, la que Messi pico desviado). Porque, veras, no solo se aprende de ver cuando un equipo hace las cosas bien, sino también cuando un equipo hace las cosas mal. En este caso particular, creo que la falta de Iniesta hizo que la defensa del Barca sufra horrores y, como ataque y defensa son la misma cosa (al menos dentro de la idea de fútbol que defendemos aquí,) el sufrimiento de la defensa se paso al ataque. La falta de Sanchez también influyo en este sentido.

A ver, seamos mas concretos. Discutíamos en el post anterior que la gran virtud del Barca es saber adaptarse a lo que propone el rival. Todos saben como juega este equipo, y todos tienen un plan "Anti-Blaugrana". Eso no es particular al Barca, sino a todos los equipos: los rivales aprenden y toman medidas. Lo que hace brillante a este equipo es que entiende como lo intentan contrarrestar y, como buen virus frente a una vacuna, muta y se hace resistente a la vacuna. En los papeles, como el Villarreal formo un 442 y presionaba con 2 delanteros, la defensa de 3 (Puyol-Pique-Abidal) bien ancha era la solución al problema. Pero, claro, el Villa no presionaba con 2... los medios externos se sumaban; la presión era de a 4 y, de a ratos, llegue a contar 6 jugadores (los 4 medios en linea y los delanteros) presionando a la salida del área Blaugrana. Barcelona jugaba con entre 4 volantes (Busi, Xavi, Masche, Cesc en el medio, Adriano y Alves bien anchos parados casi como wings) y, a priori, no había problema en bajar 2 a 4 volantes y tener superioridad 5-4, 7-6 según el caso.

Pero hay un detalle: la cancha no es ilimitada. El Villarreal presionaba a la salida del área, es decir, acortaba la cancha a un espacio de veinte y pico metros. Amontonar tanta gente en tan poco espacio implica que los jugadores en cuestión deben ser muy dúctiles para manejar la pelota en espacio reducido. Antes de esta temporada, el jugador clave era Iniesta: tocando rápido o tirando una gambeta corta, se saca de encima la marca y expone los espacios que deja el rival a espaldas de la primera linea defensiva. Últimamente, con Sanchez y Cesc de punta, Messi también ha sabido bajar para ofrecerle opción de pase a los defensores que buscan salir. Ayer, sin embargo, Dani estuvo impreciso como salida ancha (y ni Pique ni Puyol son grandes maestros del espacio reducido,) y por el centro las opciones de pase que tenia Xavi eran Busquets y Mascherano. Ninguno tiene la capacidad de maniobrar como Iniesta. Para colmo, sin delanteros netos, Messi no podía bajar a contribuir en la salida y Cesc no estaba en su mejor día. Y aunque lo este, Cesc no esta para maniobrar con dos o tres tipos encima.

La falta de salida limpia hizo sufrir a la defensa: si no se sale bien, no se controla la pelota en campo rival, y sin control en campo rival la pelota vuelve rápido. Lo que hizo bien el Villarreal (y por la copa lo había hecho bien el Madrid) fue presionar al Barca incluso en su propia área. La cancha tiene dimensiones finitas y puede albergar un cierto numero de jugadores antes de volverse una cosa caótica y confusa. Generalmente el Barca ha salido del aprieto bajando a tipos como Iniesta, Messi o Sanchez -siempre manteniendo uno arriba para aprovechar los espacios que se generen tras la ruptura de la linea rival- por su habilidad para maniobrar tanto en inferioridad numérica como en espacios reducidos. Y eso es lo lindo de este juego: podemos hablar y escribir de táctica y estrategia hasta talar todos los arboles del Amazonas.com, pero al final del día lo que hace la diferencia es la técnica de los jugadores. Con los delanteros rotos (Pedro, Villa, Sanchez) y la baja de Iniesta, la calidad técnica del Blaugrana se ve seriamente afectada. Y, al final de cuentas, este es un juego de personas, no de fichas.

1 comentario:

  1. No he podido leer la entrada, el formato hilillo que baja para abajo dificulta la lectura. Sin acritud, le recomiendo que cambie el modelo, y aumente el ancho. Saludos cordiales.

    Agustín de la Borbolla Ramirez.

    ResponderEliminar