Acerca de mí

Mi foto
Quien maneja este espacio opina que el fútbol ingles no existe, porque en realidad siguen jugando al Rugby. El fútbol italiano tampoco existe, porque en realidad juegan al tenis: El objetivo es rechazar fuerte todo lo que cruza el medio campo. El fútbol alemán tampoco existe: Corren maratones. Finalmente, opina que el fútbol Holandés, Argentino y Brasileño de los 70 y 80 no existe: Eso, eso es simplemente Fútbol.

miércoles, 25 de enero de 2012

"Charles Guardiola, asi Xavi no me sirve"

Todo argumento parte de supuestos, y todo intercambio de ideas debe arrancar con consenso sobre los supuestos. De lo contrario, por definición, no podemos discutir. Ergo, estemos de acuerdo en un par de supuestos (y si no lo estamos, no tiene mucho sentido seguir leyendo):

(1) Para jugar bien es imprescindible controlar la tenencia de la pelota, preferiblemente en campo rival.

(2) Para mantener la tenencia (y para recuperar la bola rápido cuando la perdemos) es importante tener superioridad numérica en torno a la pelota.

(3) Si un 'apilador' (Maradona, Messi, Alexis, Aguero, Pastore, etc) consigue 5 metros de espacio libre en campo rival, la defensa rival esta condenada: el tipo te encara 1-1, a fuerza del pánico rival empieza a apilar marcadores en una zona del campo (lo cual deja otras zonas desprotegidas) y PUM! Pase filtrado al compañero que pica libre y chau partido (ver el golazo de Abidal contra el Real para tener un ejemplo, o el gol de Cani a Brasil en el 90.)

De estos supuestos se desprende una conclusión muy simple: La 'forma', el 'dibujo', de un equipo no puede ser constante, sino que debe mutar constantemente con los movimientos de los rivales. Esto es lo que Charles Dariwn-Guardiola esta logrando en su Barcelona 2011-2012: 3 en el fondo, 4 en el fondo; triangulo, diamante o pentágono en el medio y, claro, nadie se queda en su linea: si el rival agrega un hombre a una linea (digamos, un delantero baja a colaborar con el medio) nosotros también agregamos un hombre a la linea (digamos, si ellos tienen un delantero menos pero un medio mas, yo necesito un defensa menos pero un medio mas, con lo cual uno de nuestros defensas sube al medio.) Lo que hace tan interesante a este Barcelona es como los jugadores se adaptan a lo que hace el rival casi sin problemas dentro de un mismo partido, a veces pasando de una forma a otra en cuestión de segundos.

El mejor ejemplo de esto lo tenemos mirando las salidas desde el fondo. Contra Osasuna en la copa del rey, los de Pamplona empezaron presionando a la defensa con 3 (a veces 4) jugadores, pero por el medio del campo. La solución: los centrales (que también eran 3) se abrían bien por banda, generando un déficit 1-3 en el centro pero una ventaja 1 -0 por la banda. Claro, Osasuna se adaptaba y comenzaba a presionar por las bandas, generando un 1-1 por todo el campo ( a veces 1-2 por el centro). Solución: Thiago o Dani Alves bajaban para generar un 2-1 por la banda, o Busi-Xavi bajaban a recibir por el centro, armando un 2-1 o 3-2 por el medio. De paso, te acordás cuando Diego decía que si Riquelme bajaba a recibir la bola de Demichelis no le servia? Parece que a Guardiola si le sirve cuando Xavi baja a buscar la bola de Pique...

Con linea de 4, en otros partidos, se daba algo similar. Si el rival presiona con 2 el Barca responde mandando a los laterales al medio, los centrales se abren como laterales y Busi baja a zona de libero, armando un 3-2 abajo (esta era la forma 'default' en temporadas anteriores, con linea de 4 como base.) De paso, este movimiento suma 2 hombres al medio para tener superioridad alli una vez vencida la primera linea de defensa. Claro, si el rival se adapta, y presiona con 3 o 4 (como lo hizo el Madrid en algún momento) no hay problema: volvemos a la linea de 4 y, de ser necesario, bajan los medios (principalmente Xavi y Busi) para jugar 4 vs 3 o 5 vs 4. La clave siempre es ser anchos, ya que una formación angosta permite que, de facto, un jugador rival pueda marcar a dos de los nuestros a la vez. En síntesis, si cada acción tiene una contra, el merito radica en aplicar la contra a la contra rival en la menor cantidad de tiempo que se pueda.

Y, desde luego, la superioridad abajo intenta armar una reacción en cadena. Si yo, como mediocampista rival del Barca, veo que la primera linea de defensa es derrotada, que hago? Si subo para ayudarlos dejo un hueco entre la defensa y el medio; si me quedo en el medio entonces armo un hueco entre delantera y medio. Dado el supuesto (3), y dada la movilidad de Messi y Alexis para alternar entre el medio y la delantera, eso es casi suicida.

Pareciera, pues, que la mejor opción es quedarse todos replegados en nuestro campo, con el c**lo contra el área pero... entones le regalamos al rival la tenencia de la bola en nuestro campo cosa que, por los supuestos (1) y (2) anteriores, es como perder el partido antes de jugarlo.

Conclusión: A este Barca es casi imposible ganarle. Y la génesis de la (imaginable) conclusión es simple: primero, la ridícula flexibilidad que tiene el equipo para salir jugando de abajo, ya sea abriendo a los centrales, bajando a los volantes o ambas a la vez; segundo, la inteligencia y técnica de los jugadores para adaptarse, dentro del mismo partido, a las distintas configuraciones que le proponga el rival; por ultimo, tienen dos apiladores a los que no podes darles ni un centímetro de espacio.

Ya se, no descubro América con nada de lo que dije pero, pregunto yo: porque, si todo esto es tan obvio, la gente sigue pensando al fútbol en términos de "dibujos tácticos"? Los famosos "dibujos" son cuestiones estáticas, y aunque frases de la onda "este se proyecta para adelante, este baja, este se mueve en diagonal" intenten darle dinamismo a los dibujos, esas frases ignoran algo: los movimientos que debemos realizar no pueden separarse de los movimientos rivales. El verdadero "ingrediente secreto" es saber leer, en medio de la tensión, nervios y cansancio del partido, como se mueve el rival y, desde allí, ir armando superioridades numéricas.
Eventualmente una desconexión entre las lineas rivales va a aparecer y, como una vez dijo Xavi, "se la doy a Messi con espacio y se acabo el partido".

En síntesis, para mi, la enseñanza de este Barca es simple: la 'táctica' no se debe pensar ni en términos de dibujos estáticos, ni en términos de dibujos con movimientos predeterminados, sino en términos de 'situaciones posibles' e 'improvisaciones mecanizadas': entendamos, primero, que movimientos puede llegar a realizar el rival; practiquemos luego como contra-atacar cada uno esos movimientos en términos de superioridades numéricas y, finalmente, 'improvisar' en el momento: es decir, leer cual de las N 'situaciones posibles pre-entrenadas' se esta dando y reaccionar con la respuesta adecuada.

1 comentario:

  1. Barsa menudo equipazo no hay equipo que pueda con él. besos

    ResponderEliminar